24 octubre 2007

Cambiando de trabajo

Creo que no hay trabajo para siempre. A no ser que seas funcionario, o algo parecido.

Ya he pasado por unos cuantos sitios, desde que se terminó la época dorada de la universidad.

Es un sitio nuevo, hacer cosas nuevas. Eso es bueno de por sí. Y dejo de estar subcontratado. Tenia ganas.

Quería dejar de trabajar para estas falsas E.T.T. que se camuflan como "consultoras", cuando en realidad son charcuteras, que hacen negocio con otras empresas a tanto el kilo de analista-programador...

A ver que tal me va en el sitio nuevo, la verdad es que tengo ganas de empezar...

2 comentarios:

Angel Llamas dijo...

Piensa que lo importante no es el "donde" sino el "para que" . Lo bueno siempre empieza cuando termina el curro no durante el mismo... Animo y a por ello

elMeyer dijo...

Que razón tienes... Lo bueno empieza cuando acaba el trabajo :D

Soy de los que creen que se trabaja para poder vivir, y no al revés. Por eso abandone Madrid, y por eso sigo saltando de trabajo en trabajo.