15 agosto 2018

Leo Moracchioli

Leo Moracchioli es un músico noruego que ha ido ganando fama en internet con sus versiones "metaleras" de todo tipo de canciones (él toca todos los instrumentos en sus versiones y realiza las mezclas).

Para muestra esta versión del "despacito", que para mi la mejor interpretación que he oído de dicha canción.

Propuestas políticas: (1) Funcionarios

Los funcionarios son un serio problema. Evidentemente no todos son iguales y no se pueden meter todos en el mismo saco. Pero sí se pueden poner medidas para controlar los desmanes. Ahí van mis propuestas:

1. Eliminar el privilegio que no se como se llama pero se puede describir cómo "no se puede despedir a un funcionario", y aplicar exactamente las mismas medidas que en una empresa privada. En caso de no cumplir con tu trabajo, faltas repetidas, ausencias injustificadas, productividad nula, etc... Despido inmediato. Exactamente igual que en cualquier otra empresa.

2. Evidentemente para poder aplicar el punto anterior es necesario que la junta directiva no esté formada por funcionarios, si no por una empresa privada sin ningún político ni ex-político en su dirección, que pueda aplicar este tipo de medidas. Aunque esto puede ser un problema bastante delicado, del tipo "quien controla a los controladores?".

3. Evitar el solapamiento de funciones y la acumulación de cargos. Vamos, que no tiene mucho sentido que haya gente que tenga cuatro cargos (y sus cuatro sueldos) ¿realmente puede realizar bien alguna de las funciones de todos esos cargos?. Señores políticos, les estoy mirando a ustedes.

4. Si se está recibiendo dinero por haber sido un cargo político o administrativo no se puede estar trabajando en ningún otro lado, ni ser parte de ninguna junta directiva. Señores políticos, decídanse, que quieren ¿trabajar o cobrar por haber tenido un cargo?, o lo uno o lo otro.

5. La subida de los sueldos (de todos, incluidos los altos cargos) estará limitada por la subida del IPC (más un pequeño porcentaje de margen), exactamente igual que los trabajadores de las empresas privadas.

Vaya tostón me ha quedado, y más sabiendo que ningún partido político se atreverá a poner estos puntos en su programa...

Propuestas políticas: (0) Declaración de principios

Estoy muy harto de los políticos españoles. Aunque mucho me temo que en cualquier otro país podremos sufrir el mismo hastío.

Da igual el color, inclinación o lo que digan durante las campañas electorales. Al final todos son iguales, no cumplen sus promesas, se rodean de una nube de corrupción y lo primero que harán al sentarse en su sillón es subirse el sueldo.

Así que he decidido proponer una lista de puntos, abiertos, cualquier partido político se puede apropiar de ellos, y tendrían mi voto inmediato (y no tendría que volver a introducir una caricatura de Superlopez en el sobre electoral).

Así que los voy a ir poniendo en diferentes entradas una serie de propuestas, señores políticos, hagan uso de ellos, que tan malos no pueden ser.

24 octubre 2017

Butcher Babies

De casualidad, saltando de post a post en Instagram, me encontré con Butcher Babies y me quedé muy gratamente sorprendido, ni que decir tiene que han ido directamente a la lista de mi "musicoteca"

28 julio 2017

Conducir en Rumanía

Hace poco estuve un tiempo de turismo en Rumanía. Nos organizamos un viaje que empezaba en Bucarest y  recorrimos gran parte del país en un coche alquilado. .

Sobre que ver o que hacer en Rumanía, hay multitud de blogs, recomendaciones de viajeros y webs oficiales con información, así que sólo comentaré Bucarest está sobrevalorado y lo que realmente merece la pena es viaja a la parte norte del país, disfrutar de los paisajes, las ciudades, la historia, la gastronomía, etc...

Nosotros alquilamos un coche en el aeropuerto de Bucarest, en donde te puedes encontrar muchas opciones.  Mi consejo es ir a un termino medio, no dejarse llevar por los precios sospechosamente bajos, ni escoger algo demasiado caro y llevar la reserva preparada antes de llegar allí. Hay que tener en cuenta que el seguro básico que ofrecen apenas cubre nada, y cualquier rayón o golpe que se produzca hay que pagarlo a posteriori, con lo que conviene hacer una revisión detallada del estado del coche antes de empezar el viaje.

Rumanía apenas tiene autovías, la mayoría de carreteras son como las antiguas nacionales españolas, de un solo carril por cada sentido y un andén de poco más de un metro. Aunque también hay un gran número de carreteras secundarias (algunas en un estado bastante lamentable) que seguramente tengas que usar para visitar alguno de los puntos de tu viaje. En general el estado de las carreteras no es muy malo, aunque abundan los baches y nosotros nos encontramos muchísimas obras en la carretera.

Pero lo peor no es la carretera. Son los conductores. Prepárate para ser adelantado en cualquier situación, casi de cualquier manera, con visibilidad o sin ella, en sitios permitidos o prohibidos...
No se respetan los límites de velocidad (a no ser que haya radares o policía cerca). A los cruces se entra a lo loco, los únicos STOP que se respetan son los de los cruces con las vías del ferrocarril, apenas se señalizan las maniobras, giros bruscos... Por suerte no usan demasiado el claxon...

Hay que conceder a los rumanos el honor de ser los peores conductores de Europa, al menos que yo sepa. En lo que es a nivel mundial aún tienen que "esforzarse" más para llegar al nivel de países como Egipto, pero ocupan un buen puesto en el rankin.

Lo menos malo que te va a pasar es encontrarte con los clásicos carros tirados por caballo o el tráfico de bicicletas en poblaciones. Tampoco te esperes coches viejos o destartalados, que no es así, en general son coches de gama media, en buenas condiciones.

Un buen consejo es llevar mapas offline de Rumanía en tu dispositivo móvil, y no dejar agotarse la gasolina del depósito, ya que hay zonas con muy pocas estaciones de servicio para repostar.

Como curiosidad, si conduciendo en Rumanía un coche te da las largas al cruzarse contigo, te está avisando de que vas a encontrarte a la policía (o un radar) en las cercanías, no pienses mal ni te asustes, que aunque conduzcan mal no son mala gente.

Algo que a nosotros nos llamó mucho la atención es lo extendido que está hacer auto-stop, encontramos muchísima gente haciendo auto-stop en las carreteras, gente joven (de ambos sexos), ancianos, familias enteras, hasta curas y monjas...

Hay algunas zonas que merecen ser recorridas en coche, como la carretera Transfăgărășan. Y como pasa siempre, es mucho mejor dejarse llevar y ver sitios a los que no llega el turismo normal, disfrutar del viaje y no solo del destino. Aunque para ello haya que hacer un auténtico ejercicio de relajación para no alterarse con el tráfico...