24 agosto 2007

Envidia

La mejor forma de estar subcontratado es que la empresa subcontratadora acabe contratandote directamente. Y es mucho mejor cuanto más grande sea esta empresa.

Este era un sueño mio desde hace tiempo para dejar la inestabilidad de la subcontratación. Y como no conocía a nadie que le hubiera pensado me consolaba en el consabido "mal de muchos".

Lo malo llegó cuando hace poco a dos compañeros los han contratado directamente esta gran empresa.... Y ellos, contentos y desbordantes de alegría nos han contado las bondades de su nueva situación y su recién estrenado contrato.

Y lo peor fué cuando se comprende, y asume, que para dar ese paso hay que estar en el sitio justo en el momento adecuado. Y el don de la oportunidad nunca ha sido mi fuerte.... Creo que mi proyecto no es el sitio adecuado, y mis años dejaron hace mucho de ser el momento adecuado...

Me alegro muchisimo por ellos, porque han logrado lo que tantos otros deseamos. Pero no es envidia sana, pues la frustración que genera, creo que sana, sana... pues no es...

2 comentarios:

Angel Llamas dijo...

Siempre quejandote de todo. Lo que no te has parado a pensar es que estas con la persona que quieres, donde quieres y que tienes los amigos que quieres. No te va tan mal jodio...

elMeyer dijo...

je, je :D

Me encanta tu visión positiva... y en el fondo tienes razón. Se acaba perdiendo demasiado el tiempo llorando por lo que no se tiene, en vez de aprovecharlo para disfrutar de lo que se tiene.